Monday, July 21, 2008

El Distributismo no está muerto

Dorothy Day


Sumario: (DOC #244) Reafirma la vision de propiedad y trabajo de la economía distributista mientras reconoce que " Necesita ser constantemente re-escrito, re- estimado, reestablecido …" Comentarios sobre Chesterton y Dickens en relación a la renovación del distributismo.

El mimo hecho de que la gente está siempre sepultando al Distributismo es una evidencia del hecho de que no está muerto como una solución. John Stanley lo sepulto el año pasado en Commonweal y el Social Justice del Central Verein en St. Louis algunos meses atrás también lo sepulto. Pero es un asunto que no será sepultado, porque el Distributismo es un sistema que se encuentra en conformidad con las necesidades y la naturaleza del hombre.

Nosotros escribimos sobre las comunidades agrícolas como una forma ideal de institución encaminada a lo que deberíamos apuntar, y para lo que deberíamos planificar y continuaremos escribiendo respecto de aquellos que existen hoy en día y continúan intentando vivir de ese modo. Tenemos el sentimiento de que hay maneras de combatir al estado servil, y trabajar hacia una restauración de la propiedad.

Durante esos meses hubo un intercambio de visitas entre los granjeros Soviéticos que llegaban a este país y algunos granjeros nuestros que iban a la Unión Soviética y hubo un registro periodístico muy interesante. Uno de nuestros granjeros de Iowa visito una granja colectiva de gran escala donde alrededor de 5.000 Rusos estaban empelados por el Estado a pesar del hecho de que estaban utilizando maquinaria moderna. Esta era una granja colectiva, pero cada familia tenía designada entre media y dos acres (1 acre = 4047 m2), y en esta pequeña porción ellos tenían su propia vaca, pollos y credos, y recolectaban tal cantidad de vegetales, que era debido a su esfuerzo que tanta comida estaba disponible para ir al mercado. En las ciudades sería difícil encontrar los alimentos que necesitan, si no fuera por estas pequeñas granjas.

Al mismo tiempo uno podría sentir que las granjas comunales de tan vastas acres como n la Unión Soviética y en los Estados Unidos no estarían fuera de lugar en la plantación y cultivo de cereal, plantas, algodón y frutas y otras cosas tales que demanden grandes acres y en algunos casos, muchos trabajadores.

Aquí en EE.UU. tenemos a nuestros trabajadores inmigrantes, millones de ellos, para que cosechen los cultivos, y ellos viven mal-alimentados, en harapos, en malas viviendas y son definitivamente un problema en nuestra economía. En Rusia parecen estar estabilizados. La sola mención de tales números solo indica que no Habrá una mejora acelerada, aunque la plantación y cosecha requieren de largas horas, del amanecer al crepusculo, con las correspondientes rebajas de horas y de trabajos duros en invierno.

Me han contado en las granjas que he visitado en mis viajes alrededor del país que los inviernos son igual de dificiles que los veranos para los granjeros individuales, ya que los animals deben ser alimentados más a menudo (no teniendo los alimentos como en el verano) y el trabajo es realizado bajo condiciones difíciles, entre frio y oscuridad, con menos trabajadores.

El gobernador Harriman habló de la pobraza como un problema nacional y no dudó en pensar en los inmigrantes, Mexicanos, Puertoriquenses, Negros, nuestra ciudad y los barrios bajos del campo. Los líderes de los trabajadores han hablado de los bolsillos de los desempleados. Donde la industria se ha mudado al sur, Where industry has moved south, or to another town there is great fanfare over enterprising real estate men who buy up the factories and invite other diversified industries to take over. With all our prosperity there is still the specter of unemployment.

Pero en la tierra, como Peter Maurin siempre dijo, no hay desempleo. Hay alimento, ropa, refugio, combustible y trabajo por hacer. Proof of this is in spite of our poverty and pockets of unemployment, is the fact that in all the 23 years of the Catholic Worker, only one farmer has come to us, and that was John Filliger, who was a seaman during the 1936 strike, who seeing our need, stayed with us. There is the saying, "Scratch a seaman and you will find a farmer."

En la serie “New World” de Chesterton publicada por Sheed and Ward, el volumen Tremendous Trifles tiene un ensayo llamado The Dickensian. Nuestros lectores recordaran que G. K.’s Weekly lucho por el Distributismo en dos de sus libros, , What’s Wrong with the World y Outline of Sanity son dos volumenes basicos para leer sobre el Distributismo, junto con The Sun of Justice, de Harold Robbins, su amigo.

En este ensayo, The Dickensian, Chesterton y un extraño se encuentran en un placentero bote pequeño que va hacia arriba por Yarmouth Harbor. El extraño esta de luto por el paso de las buenas cosas antiguas como las figuras de Madera en los barcos y miraba alrededor de las viejas partes del pueblo buscando rasgos de Dickens en Yarmouth. Durante el curso de la tarde visitaron una iglesia and there is a stained glass window which was flaming "with all the passionate heraldry of the most fierce and ecstatic of Christian Arts," there was the angel of the resurrection. Chesterton dashed out of the church, dragging his friend after him, to buy as he said, ginger beer, postal cards, to listen to the concertinas, to ride on a donkey. And when the Dickens enthusiast all but decided Chesterton needed to be committed to a mental hospital, the latter explains:

"Hay ciertos escritores a los que la humanidad les debe mucho, whose talent is yet of so shy or retrospective a type that we do well to link it with certain quaint places, or certain perishing associations." And he went on to say that were Dickens living today, he would not be harking back to the past, but dealing with things just as he found them. So that he, Chesterton, was being particularly Dickensian by enjoying his surroundings as they were, and beginning from there.

Es lo mismo con el Distributismo. Necesita ser constantemente re-escrito, re- estimado, reestablecido, con la sabiduría y la claridad visual de un Chesterton quien por sus paradojas, hizo que viéramos nuestras vidas y nuestros problemas a la luz de la Fe, quien puede ayudarnos hoy en día a hacer una síntesis de Culto, Cultura y Cultivación.

A pesar de la era nuclear en la que estamos viviendo, podemos plantar nuestros jardines incluso si ellos solo son ventanas con cajas, podemos despertarnos a la Buena tierra de Dios y de a poco comenzar a peregrinar, a los suburbios, al campo, y cuando obtengamos la gracia, podremos dejar al hombre viejo, podemos dejar de lado al hombre viejo y ponernos a Cristo, y podremos comenzar a hacerlo sin todas las cosas que la Ciudad de los hmombres nos ofrecen, y construir de cero la comunidad granjera, la Villa, la “ciudad” de Dios, donde la justicia desborda.

Este texto no tiende derechos de autor. Sin embargo, si lo utilizas o citas por favor indica de donde sacaste el original, es decir, esta pagina, y a lo que yo puedo decir que lo saque del sitio (Dorothy Day Library on the Web at http://www.catholicworker.org/dorothyday/). Gracias



Traducido por Domingo Portales

Interview with Thomas Storck

On Cooperative Ownership

John Médaille Interview in Romania

  © Blogger templates Newspaper III by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP